lunes, 5 de marzo de 2012

Si es cuestión de confesar, no sé preparar café y no entiendo de fútbol, juego mal, hasta el parqués y jamás uso reloj. Y para ser más franca, nadie piensa en ti como lo hago yo, aunque te dé lo mismo, si es cuestión de confesar nunca duermo antes de diez, ni me baño los domingos . La verdad es que también, lloro una vez al mes sobre todo cuando hay frío, conmigo nada es fácil, ya debes saber, me conoces bien y sin ti todo es tan aburrido. El cielo está cansado ya de ver, la lluvia caer y cada día que pasa, es uno más parecido a ayer no encuentro forma a alguna, de olvidarte, porque seguir queriéndote es inevitable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario